1. ¿Por qué necesito un traductor profesional?

Es habitual que una persona que no conozca el sector de la traducción pueda pensar que alguien bilingüe o que haya pasado una temporada en otro país está capacitado para traducir. No es exactamente así, ya que ser bilingüe (desde pequeño o ya en la edad adulta) no garantiza realizar buenas traducciones si no se tiene formación específica en ello. La traducción requiere, además de conocimientos lingüísticos, conocimientos de la cultura de ambos idiomas y un dominio perfecto de la lengua meta. Recordemos que la traducción palabra por palabra no es viable en la mayoría de los casos y muchas veces el traductor tendrá que reformular el texto para que sea natural y no  pierda sentido en la lengua meta.

2. ¿Cuánto puede costarme realizar una traducción profesional?

El coste de una traducción depende de muchos factores: la combinación, la especialización, la urgencia e incluso el país en el que el traductor desarrolle su actividad. También hay factores propios de cada traductor: algunos aplican un recargo si tienen que trabajar con periodos de tiempo reducidos; otros pueden aplicar descuento por grandes volúmenes. Es por eso que no es posible establecer tarifas fijas para traducir. Lo mejor es que te pongas en contacto con nosotros para indicarnos la combinación, la especialización, la fecha de entrega y el volumen.

3. ¿Recibiré mi traducción lista para ser publicada?

Si te preocupa que una vez recibida la traducción esta no pueda ser publicada aún, la respuesta es que sí. Después del proceso de traducción, llevamos a cabo una serie de revisiones y correcciones para asegurarnos de que el texto tiene la calidad necesaria para ser publicado.

4. ¿Recibiré mi traducción a la hora y el día establecidos? 

Sin duda alguna, uno de los principales compromisos de los traductores es la puntualidad. Entregar una traducción una vez pasados el día y la hora de entrega denota falta de profesionalidad y dejadez. En Ñ Translations te aseguramos que vas a recibir tu traducción el día y a la hora señalados o incluso un poco antes.

5. ¿Puedo realizar mi traducción con un traductor automático y contratar un servicio de posedición?

La respuesta depende de muchos factores. Si usas una herramienta de traducción avanzada que ya cuenta con una buena memoria de traducción  y el tema de tu traducción es compatible con este tipo de servicio (por ejemplo, descripciones o títulos de producto para una web de e-commerce o un catálogo), sí que puedes encargar una posedición. Si tienes un texto turístico o narrativo y usas un traductor automático (ya sea profesional o gratuito como Google), la respuesta es no. Estos textos necesitan una atención especial y la posedición de los mismos sería más costosa que hacer directamente una traducción humana.

6. ¿Qué diferencia hay entre un traductor y una agencia de traducción?

Las agencias de traducción son sociedades que hacen de intermediarias entre el traductor y el cliente final. Suelen ofrecer muchas combinaciones de idiomas y muchas especialidades. Dispone de traductores contratados en plantilla y de una base de datos de traductores autónomos, además de gestores de proyectos. Con una agencia no es frecuente que el traductor y el cliente entren en contacto alguna vez, sino que lo harán por medio de los gestores de proyecto.

El traductor, en cambio, es un profesional autónomo que trabaja con sus idiomas y especialidades. La principal ventaja de contratar directamente un traductor es que podrás contactar con él siempre que quieras sin necesidad de intermediarios y darle directamente a él todas las instrucciones que consideres necesarias.

7. Si eres traductora de inglés, italiano y portugués, ¿me harías una traducción de español a esos idiomas?

No, mi lengua materna es el español y traduzco únicamente de los idiomas citados al castellano. Traducir únicamente hacia la lengua materna es el modo de asegurar una traducción correcta, precisa, con todos los matices necesarios y natural en la lengua meta. Aunque los traductores conozcamos a la perfección nuestras lenguas de partida, cometer calcos es extremadamente fácil.

8. ¿Cómo sé que la traducción tiene la calidad necesaria para su publicación?

En primer lugar, contamos con varios años de experiencia en el sector de la traducción que nos aseguran no caer en los errores típicos de inexpertos (calcos, traducción literal). En segundo lugar, al traducir hacia la lengua materna y realizar varios procesos de revisión nos aseguramos de que la calidad de la traducción es compatible con su posterior publicación. Por último, trabajo en un entorno con profesionales en otras especialidades, como derecho, moda o salud. Esto quiere decir que traduzco asesorada en todo momento por profesionales, que serán capaces de ofrecer las mejores alternativas y de realizar las revisiones y/o correcciones necesarias en las traducciones especializadas.